kunc-header-1440x90.png
Our Story Happens Here
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
A three-part look at why the pandemic has pushed so many Coloradans to the brink of homelessness, and how communities are responding.

'Solo Tratando De Sobrevivir': Los Habitantes De Colorado Que Luchan En La Pandemia Recurren A La Asistencia De Emergencia Para El Alquiler

adela_la_familia_LP_2021.jpg
Leigh Paterson
/
KUNC
Cuando el esposo de Adela se quedó sin trabajo la primavera pasada, ella solicitó asistencia de emergencia para el alquiler en el condado de Larimer con la ayuda de La Familia, un centro de cuidado infantil en Fort Collins.

Read in English.

Un año después de la pandemia, mientras muchos habitantes de Colorado están comenzando a imaginar un regreso a la vida normal las solicitudes de asistencia de emergencia para el alquiler en el estado están aumentando.

Las agencias del Condado y las organizaciones sin fines de lucro locales están trabajando frenéticamente para desembolsar millones de dólares en nueva ayuda federal a los habitantes de Colorado que están con dificultades para pagar el alquiler debido a los impactos económicos del virus.

Adela, cuyo apellido KUNC no incluyó para proteger su estado migratorio, recibió una factura a mediados de marzo que mostraba el alquiler no pagado, más los cargos de agua y alcantarillado de su lote de casas móviles en Fort Collins. El saldo adeudado para marzo y abril: $1,177.25.

Sabiendo que no tenía suficiente dinero en efectivo para pagar el alquiler, el mes pasado Adela solicitó asistencia de emergencia para el alquiler en el condado de Larimer. Pero dice que sus problemas económicos se remontan a mayo del año pasado, cuando su marido, un pintor de casas, estuvo sin trabajo durante dos meses. Fue al comienzo de la pandemia; el trabajo acababa de parar, explicó. Siguió una cascada de problemas financieros.

“Ahora que lo pienso, me emociono, lo pienso, lo recuerdo. Pero en ese momento solo estaba tratando de sobrevivir ”, dijo Adela, a través de un traductor, mientras enormes lágrimas rodaban silenciosamente por sus mejillas, empapando su máscara azul.

Muchos de sus amigos y vecinos estaban sin trabajo. Adela estaba aterrorizada de contraer el virus. Debido a que su familia vive de cheque en cheque, cuando su esposo dejó de trabajar, Adela describió que tuvo que visitar inmediatamente las iglesias locales para alimentar a sus tres hijos. Poco después, dijo que solicitó $1700 en asistencia de alquiler de emergencia, que está disponible para los habitantes de Colorado que ganan menos del 80% del ingreso medio en su condado y que pueden demostrar una necesidad financiera relacionada con la pandemia. El cheque de asistencia fue aprobado y enviado por correo al propietario. En julio, su esposo regresó al trabajo.

“Me sentí más cómoda. Sin embargo, todavía estaba preocupada porque estábamos atrasados ​​en otros pagos, como el automóvil, el seguro y otras cosas simplemente acumuladas ”, dijo Adela.

Desde entonces, ha pedido dinero prestado a su hermano y a una mujer que conoce que cobra intereses.

“No es como antes, cuando estaba en el banco de alimentos todas las semanas”, dijo Adela. "Pero todavía tenemos dificultades financieras".

"¿Cuántas personas viven al filo de la navaja?"

A esta altura de la pandemia, la historia de Adela es un ejemplo de cómo tantos habitantes de Colorado han llegado a tener viviendas inestables.

Desde marzo pasado, más de 14,000 inquilinos han solicitado millones de dólares en asistencia de emergencia para el alquiler a través del estado, la mayoría en los últimos meses. Estos números no incluyen las solicitudes procesadas este año a nivel de condado.

Neighbor2Neighbor, una organización de asistencia para la vivienda con sede en Fort Collins, ha ayudado a 4,000 hogares a pagar el alquiler desde que comenzó la pandemia; alrededor del 20% de los solicitantes informó que habla un idioma que no es el Inglés, mientras que alrededor del 12% son indocumentados.

En todo el estado, los residentes negros y latinos han solicitado asistencia a una tasa desproporcionada, representando el 45% de las solicitudes a pesar de representar solo el 25% de la población en conjunto.

“Tenemos tanta gente que está trabajando, trabajando duro ... pero aun en los márgenes económicos, en esta línea delgada entre lograrlo y no”, dijo Martin Shields, economista regional de Colorado State University. "Esta crisis — realmente es una crisis para estas familias — ha dejado al descubierto: ¿cuántas personas viven al filo de la navaja?"

rove_fort_collins_sign_LP_2021.jpg
Leigh Paterson / KUNC
Rove, un restaurante de Fort Collins, permanece cerrado en marzo debido a la pandemia. La disminución de negocios y el cierre ocasional de bares, restaurantes y hoteles durante la pandemia ha tenido un impacto significativo en el empleo de trabajadores con salarios bajos.

Años antes de la pandemia, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EEUU estimó que más de 280.000 habitantes de Colorado estaban destinando más de la mitad de sus ingresos a los costos de vivienda, muy por encima del umbral comúnmente recomendado del 30%. Según la Calculadora de Salario Digno del MIT, la básica vivienda para una familia de cuatro en el condado de Larimer asciende a $1,244 por mes. Los impactos económicos de la pandemia han hecho que sea aún más difícil pagar el alquiler.

"Piensas en alguien que no puede pagar el alquiler durante varios meses, de repente son $10,000 para una persona que ha estado viviendo de cheque a cheque son $10,000 en deuda que no tiene", dijo Alison George, la directora de la División de Vivienda del Departamento de Asuntos Locales de Colorado (DOLA).

En un análisis de datos preliminar sobre la pérdida de empleos en el condado de Larimer, Shields descubrió que más de la mitad de los empleos perdidos durante la pandemia fueron en el ocio, la hostelería y el comercio minorista — puestos de trabajo atendidos por trabajadores predominantemente Latinos, mujeres y jóvenes. El empleo para los trabajadores con salarios bajos en Colorado, en general, se ha recuperado más lentamente que para los trabajadores con salarios medios y altos, según un análisis de datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de la Escuela de Negocios de CU Leeds.

Industry_Growth_by_Wage_Cohort_032921.png
Courtesy Brian Lewandowski / Leeds School of Business at the University of Colorado Boulder

“A la economía se le llama la ciencia lúgubre. Y la razón es porque tratamos de darle sentido a la economía cuando suceden cosas malas ”, dijo Shields. "Pero luego, cuando lo analizas y entiendes que detrás de estos trabajos hay individuos y sus familias ... es desgarrador".

Los residentes que necesitan asistencia enfrentan retrasos significativos

A lo largo de la pandemia, la asistencia para el alquiler en Colorado ha estado disponible a través de una combinación de subvenciones, más dólares estatales y federales. Luego, en diciembre, el Congreso aprobó un proyecto de ley de ayuda de COVID que incluía $25 mil millones en asistencia de alquiler de emergencia, canalizando dinero a comunidades de todo el país en un esfuerzo por prevenir una crisis de vivienda.

Lisa Winchester, presidenta de la Asociación de Apartamentos del Norte de Colorado, dice que muchos de sus miembros han estado ayudando a sus inquilinos a solicitar asistencia para el alquiler.

"Parece que está funcionando hasta cierto punto", dijo Winchester. "Creo que el problema es que hay tantas personas que buscan ayuda en este momento que todas esas agencias están muy presionadas ... por lo que pueden pasar semanas o incluso meses antes de que obtengamos el dinero que se nos debe".

En el Condado de Larimer, Neighbor2Neighbor (N2N) es la organización encargada de procesar las solicitudes y entregar $10 millones en nueva asistencia federal de alquiler de emergencia en el condado, un proceso que acaba de comenzar.

kelly_evans_n2n_LP_2021.jpg
Leigh Paterson / KUNC
Kelly Evans, directora ejecutiva de Neighbor2Neighbor, se prepara para enviar por correo un cheque de asistencia de alquiler al propietario. Durante la pandemia, dice que la necesidad de ayuda ha sido "abrumadora".

En el condado de Larimer, la necesidad de asistencia para el alquiler ha aumentado de manera significativa y constante desde la pandemia. En marzo, el cheque de asistencia promedio de N2N era de poco menos de $5,000. La organización tiene solicitudes de casi 800 hogares esperando en su línea de asistencia. El sitio web de N2N advierte que pasarán seis o más semanas antes de que se contacte a los inquilinos.

“Porque tan pronto como recibimos asistencia, hay muchas más personas que están solicitando”, dijo Evans.

Evans ha contratado recientemente a ocho nuevos empleados, duplicando el número de coordinadores de vivienda de N2N, algunos de los cuales hablan español.

Evans hace eco de lo que han dicho otros en este mundo, que el desempleo entre los trabajadores con salarios bajos, junto con el tiempo que lleva para gastar recursos, son factores que empujan a los inquilinos a buscar ayuda ahora. También atribuye el reciente aumento de la necesidad, en parte, a que se corrió la voz sobre estos programas. N2N está trabajando con La Familia, una guardería de Fort Collins que atiende principalmente a familias de habla hispana, para atraer a la gente. DOLA ahora anuncia asistencia de emergencia para el alquiler en sus correos electrónicos de desempleo.

"Creo que con un marketing mejorado y con un sistema en línea intuitivo, hemos podido ver realmente la demanda que se ha reprimido", dijo Alison George, directora de la División de Vivienda de DOLA.

Evans señala una investigación que muestra que la inestabilidad de la vivienda conduce a peores resultados educativos para los niños.

“Cuando sucede algo imprevisto como esto, es realmente importante preservar la estabilidad de la vivienda porque el efecto dominó que ocurre si se pierde la estabilidad de la vivienda es muy real y muy significativo”, dijo Evans. "Así que creo que vamos a necesitar asistencia para el alquiler durante los próximos años".

adela_family_2021.jpg
Courtesy Adela
Una foto reciente del esposo de Adela y sus tres hijos en una pista de patinaje sobre hielo.

Más asistencia para el alquiler llega a las comunidades

En marzo, el presidente Biden firmó un paquete de ayuda para el coronavirus que incluye $21 mil millones en asistencia para el alquiler, disponible hasta 2027.

Aún así, la asistencia para el alquiler toma tiempo para llegar a quienes la necesitan. El mes pasado, Adela solicitó ayuda nuevamente debido a que todavía están atrasados en las facturas y el trabajo como pintor de casas de su esposo se ralentizó durante el invierno. Cuatro largas semanas después, se enteró de que su solicitud fue aprobada y envió un mensaje de texto diciendo que estaba "súper feliz" de finalmente recibir la noticia.

Ahora que el clima se está calentando, su esposo trabaja más. Además, tanto Adela como su esposo recibieron recientemente la vacuna contra el coronavirus. Ahora, se siente más cómoda al salir de casa y planea llevar a sus hijos a la piscina cubierta local, algo que no han hecho desde el verano pasado.